top of page

Toscana: historia y arte


Los alumnos de primer año disfrutaron durante la Navidad de un interesante viaje a Toscana, que incluía visitas guiadas por expertos a algunas de las más importantes y renombradas iglesias de Siena, Pisa, Lucca y Florencia, así como a otros lugares de interés cultural.


Nuestro recorrido empezó en Siena, donde el profesor Giovanni Minnucci, rector de la Ópera Metropolitana de Siena y catedrático de Historia del Derecho Medieval y Moderno, nos guió magistralmente con una detallada explicación de la catedral, el baptisterio, la cripta y el museo. A continuación, y tras haber saludado brevemente a su eminencia el cardenal Augusto Paolo Lojudice, fuimos a la basílica de San Domenico, espléndido ejemplo de arquitectura gótica embellecida por notables obras de arte así como por la memoria de santa Catalina de Siena. Allí escuchamos una magnífica explicación de parte del Superior de la comunidad de los dominicos, p. Bruno Esposito, quien es también un afamado canonista. Para acabar la jornada del mejor modo posible, visitamos la basílica de San Francisco, donde uno de los franciscanos que habitan en el convento anejo nos explicó con detalle algunos aspectos históricos de ese templo y nos narró el milagro eucarístico que allí se custodia. Fue emocionante, al final de esta explicación, participar en la bendición con el Santísimo impartida con las formas consagradas del milagro.


También las visitas a Pisa y Lucca, al día siguiente, fueron muy interesantes y nos mantuvieron ocupados todo el día, pues había mucha belleza que ver y que comprender, con las pertinentes explicaciones históricas y artísticas.


El colofón de este viaje fue la estancia en Florencia, donde un año más visitamos la basílica de Santa María Novella con las magníficas explicaciones de los doctores Enrico y Leola Santini, de la Asociación Ars et Fides. Luego, tras una breve pausa para almorzar vino el turno de la catedral, el museo diocesano y, por supuesto, el famoso Ponte Vecchio y la Piazza della Signoria.


Fue un recorrido intenso y muy completo por algunas de las muchas maravillas artísticas e históricas italianas. Agradecemos mucho sus cuidados a las religiosas del Convento de San Cerbone, donde nos alojamos durante estos días. Y, por supuesto, también estamos llenos de agradecimiento a quienes nos guiaron tan sabia, competente y afablemente durante las visitas que realizamos.



Comments


bottom of page