top of page

Dolor y agradecimiento


Durante los últimos días del año estuvimos rezando intensamente por la salud del Papa emérito Benedicto XVI, también respondiendo a la petición de oraciones que hizo a todos los cristianos el Papa Francisco. El 31 de diciembre, a través de los medios de comunicación, nos llegó la noticia de su fallecimiento. Momentos de dolor, pero también de paz y de agradecimiento al Señor por la entrega generosa, el trabajo perseverante y el riquísimo magisterio que nos deja como legado el Papa emérito.


En los días siguientes, en cuanto se anunció que era posible, formadores y seminaristas acudimos a rezar ante los restos mortales de Benedicto XVI y también participamos en la Misa exequial por el eterno reposo de su alma, celebrada en la Plaza de San Pedro. En este enlace es posible leer la homilía que pronunció el Papa Francisco durante esa celebración eucarística.

Comentários


bottom of page