top of page

¡Qué nunca falten!


La vida religiosa está integrada en la vida pastoral de muchos lugares diferentes. Hay muchos lugares en los que las comunidades de hermanas, junto con los sacerdotes, desarrollan la catequesis, la caridad y otras muchas y variadas iniciativas apostólicas... Pero, ¿qué esperan las religiosas de los sacerdotes?


La Madre Rebecca, superiora de las Misioneras de la Divina Revelación, respondió a esta pregunta durante una de las tardes de nuestro curso de septiembre. Nos dijo que ellas también sienten una vocación a la maternidad espiritual de los seminaristas y sacerdotes. A través de esta "maternidad" participan en la maternidad universal de la Virgen María, que como madre del Sumo y Eterno Sacerdote, es también madre de todos los sacerdotes de todos los tiempos.


Piden a Dios que nunca falten sacerdotes santos y fieles a su propia identidad.

Comments


bottom of page