top of page

Estación en San Pedro


En el tiempo de Cuaresma, la Ciudad Eterna conserva la antigua costumbre de la liturgia estacional romana. Cada año, desde el Miércoles de Ceniza, se renueva la tradición de celebrar la misa en lo que se conoce como iglesias estacionales o de estaciones cuaresmales. Las iglesias estacionales se remontan al siglo II o III y tienen su origen en la práctica del Obispo de Roma de oficiar misa y rezar con los fieles de cada parroquia.


La Basílica de San Pedro celebra su estación el segundo sábado de Cuaresma, que este año fue 24 de febrero. Los seminaristas del Sedes Sapientiae se encargaron del servicio litúrgico. La liturgia fue presidida por el Cardenal Mauro Gambetti, arcipreste de la Basílica de San Pedro y Vicario General para el Estado Vaticano. Siete seminaristas ayudaron en la misa y participaron en la procesión. La solemne liturgia concluyó con la bendición con la reliquia de la Santa Lanza, con la que fue atravesado el costado de Jesús cuando colgaba de la cruz durante su crucifixión. La misa se celebró en el altar de la Cátedra y no en el altar mayor, ya que el baldaquino de San Pedro está en obras de renovación.

Comments


bottom of page